Película recomendada: Promised Land.

17 Dic

Por Gustavo Adrián Pedace

El cine ha sido y es un poderoso vehículo de comunicación. Es más sofisticado, requiere de otros saberes, pero los efectos de las cosas que aprendemos, que fijamos en nuestra vida a partir de ver una película, son sin dudas más duraderos, porque fundamentalmente, impactan nuestra emoción.

Hay películas fundamentales para entender procesos de nuestros tiempos, que desde el punto de vista de la comunicación, son indispensables a la hora de pensar nuestro trabajo.

Promised Land por ejemplo, es una película de un gran estudio, con elenco estelar del mismo corazón de Hollywood, que refleja el conflicto en el centro rural de Estados Unidos vinculado con la explotación petrolera no convencional a partir del “fracking”.

Bien narrada, con buen elenco, una historia sólida (hasta historia de amor en el medio) sería una película del montón con un guión bueno, si no fuera porque al final, en los títulos, descubrimos que está financiada por cámaras empresarias de la industria de la energía tradicional (carbón, por ejemplo) y un país productor de petróleo tradicional.

Una idea, con necesidad de ser difundida de manera contundente, emotiva, y a escala mundial en contra de la exploración de esas nuevas fuentes no convencionales, encuentra un canal efectivo en el cine.

http://butacaalcentro.blogspot.com.ar/2013/08/promised-land.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: